La Mosca

Aquí estoy de nuevo, sin palabras, sin sentido alguno. Sentado inerte ante esta inerte taza de café, tratando de encontrar en mi cabeza algo coherente que decir, que compartir; pero la lucidez nunca ha sido una de mis cualidades y lo único que puedo hacer es contemplar una mosca que vuela a mí alrededor.

 

De cuando en cuando se posa con sus patitas sobre la mesa. Intrigado, la acecho con la mirada. La escudriño y la analizo tratando de encontrar algo diferente en ella, algo oculto, único. Una verdad tal vez. Veo sus movimientos, sus poses, su color; me deleito observando su trompa que busca algo para comer, mientras sus alas transparentes se agitan de cuando en cuando, y sus ojos fijos y rojos reflejan un universo infinitamente multiplicado.

 

Sigo mirando, y en mi búsqueda percibo sus patitas delanteras acicalando su cabeza… justo entonces sucede: La mosca comienza a crecer, a expandirse; de la nada surge otra mosca, se duplica. En este éxtasis surge una tercera, una cuarta, se multiplican cada vez más rápido, una infinidad de moscas aparecen ante mis ojos, me acechan y no dejan de multiplicarse. Súbitamente su forma cambia adquiriendo la de un rostro humano, un rostro igualmente multiplicado y que reconozco. Es mi rostro que me analiza; mi rostro embobado y boquiabierto que me escudriña minuciosamente.

 

Pero no soy yo; es un ser que deja de tener forma, un ser que no alcanzo a comprender, ni siquiera lo concibo ya. Miro a mi alrededor y descubro que todo está multiplicado. Es un universo infinito, lleno de posibilidades y de misterios. Formas gigantes, contornos inalcanzables, movimientos, superficies, locura. Me observo y descubro unas protuberancias en el abdomen que me sostienen al piso. Me asombro de unas alas que crecen por mi espalda, y emprendo el vuelo.

 

Todo es enorme y mi único pensamiento es encontrar algo, algo para comer. Por todos lados busco con la trompa. Me acerco hacia algo blanco y profundo que contiene un líquido oscuro. Mirando perplejo aquél líquido, sumido en la necesidad del azúcar, percibo algo enorme que se acerca a gran velocidad. Trato de volar, de huir; la angustia se apodera de mí; muevo mis alas cada vez con más fuerza pero todo es inútil, ya es demasiado tarde.

 

 

El golpe me noquea, me deja sin conciencia y en mi desesperación miro mi mano descubriendo una pequeña mancha negriroja. Me limpio con una servilleta y sigo bebiendo mi café tratando de encontrar en mi cabeza algo coherente que decir, maldiciéndome por haber matado al único objeto de mi inspiración.

 

Gazmogno

7 Comentarios

  1. Námaste Heptákis dice:

    ¡Oh! Me acordé de «El manual del distraído»: esta es una página perfecta.
    Seis párrafos concéntricos.
    Veintidós oraciones concéntricas.
    Y sólo un acento ido…
    Muy bien.

    Me gusta

  2. gazmogno dice:

    Pues gracias por el comentario. Nada más señálame ese acento ido… jejeje

    Me gusta

  3. Námaste Heptákis dice:

    Ok.
    «descubro que todo esta multiplicado».
    ¿Cómo ves?

    Me gusta

  4. alberto dice:

    va! concretito, jugando con la vida y la materia a tu alrededor. Forma lúdica de mostrar, en la acción de escribir, que escribes. Atención en el detalle y preguntarse en él, o más bien, en ella, la mosca acerca de tu humanidad…..jajajajaja pinche chaqueta mental la mía , chido lar esta bueno, la imagen de verte como baboso en los ojos de la mosca me parecio fabulosa.

    Me gusta

  5. Gazmogno dice:

    Cierto, cierto, qué barbaridad en este momento lo edito…

    Me gusta

  6. Tlilcóatl dice:

    Llanamente.. poderoso.

    Me gusta

  7. maigoalidad dice:

    Me gustó mucho el relato, sobre todo porque me dejó una sensación peculiar cuando pensaba en la muerte y destrucción de la fuente de inspiración del narrador.
    Pero, me quedaron dos preguntas que espero me ayudes a resolver:
    1.¿Será que procuramos destrozar aquello que nos inspira una vez que ya he hecho su labor inspiradora?
    2.¿es necesario que nuetra fuente de inspiración muera o desaparezca de nuestras vidas una vez que ya no nos sirve?

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s