El Riesgo

Al parecer, existe un aspecto al que nadie que se considere un ser humano puede escapar. Me refiero al  riesgo como tal. Me refiero a este momento de suma importancia  ya que es lo que nos impide en ocasiones a actuar; aunque por otro lado es el catalizador de nuestros actos en diferentes momentos.   

No obstante el interés en estos momentos es estudiar al riesgo como limitante de nuestros actos. Con esto me refiero a que, en momentos de riesgo se limita nuestro actuar de manera instintiva. Aunque esto sea solo en sentido corporal. Más bien, lo que intento decir es que el riesgo viene acompañado en cada decisión. Uno puede pensar que el riesgo es un síntoma de la angustia que se origina cuando estamos ante la nada, o incertidumbre. Me parece que es un momento anterior a la angustia, ya que se da antes de tomar la decisión. Inclusive se percibe, en la frase “El que no arriesga no gana”, que es un momento anterior a la toma de decisión.

AL parecer, lo importante del caso, es poder identificar este riesgo como  tal, y así poder tomar la mejor decisión. Esto en la medida en que podamos identificar las oportunidades de mejoramiento del alma, en virtud de encontrar lo más importante, como por ejemplo, la felicidad.

Ahora bien,  pensemos, también, que es un modo de evitar el dolor  de cualquier tipo. Es siempre discutible si es que, aquel que no quiere ser  herido,  no preste atención al riesgo que se le muestra en las narices. Más bien, es, en la mayora de los casos, una herramienta para salir adelante sin daño alguno, o el menor posible, en diferentes situaciones.

Es por eso que me parece indispensable que, a medida en que se nos presenten situaciones elegibles (desde un punto de vista sartriano esto es siempre), seamos capaces de identificar los riesgos para tomar siempre la mejor elección. Sin embargo, es importante mencionar, que esto no es motivo para dejar de decidir. Muy por el contrario, es indicador un tanto primitivo, de la mejor elección que podamos tomar. Así que, en adelante, me tomare más en serio el riesgo como una fuente de ayuda para tomar una decisión.  

2 Comentarios

  1. Difiero en la interpretación de la frase «El que no arriesga no gana». Según lo dicho aquí la frase denota la incertidumbre propia de la decisión. Sin embargo, creo que el uso que se da a la frase en el cotidianidad es muy distinto, pues la he oído más para justificar decisiones de apariencia imprudente pero fundamentadas en una certeza retributiva que llega a funcionar como el móvil mismo de la elección; poniendo así el peso en la ganancia, no en el riesgo. Quizá la crisis económica actual puede darnos cuenta que a la mayoría le pesa más el deseo de ganancia que el riesgo.

    Me gusta

  2. Me parece que el riesgo sólo se puede ver desde el punto de vista de la posible ganancia o pérdida al hacer tal o cual cosa, así pues creo que aparece cuando hay una deliberación, sin embargo aún cuando se aprecia el peligro de hacer alguna cosa, creo que el riesgo no siempre nos ayuda a tomar la mejor decición, pues aquel que decide arriesgarse a algo no está seguro del buen resultado de su empreza.
    Ahora que pensando en que existe la posibilidad de decidir arriesgarse, bien podemos pensar que el riesgo es algo que se aprecia con mayor claridad cuando ya se ha tomado la decición de actuar de cierta forma, y no necesariemnte cuando hay una deliberación. ¿qué dices?

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s