Morir honradamente.

Unamuno nos dice en la agonía del cristianismo que agonía es lucha, y como tal es la búsqueda por conservar la vida antes de ver cómo todo ha sido consumado y exhalar el último aliento. Si pensamos en la agonía de una persona, vemos que ésta lucha por conservar su ser a pesar de la inminencia de la muerte, y que ésta lucha es necesariamente solitaria y, en ocasiones infructuosa.

Es solitaria, porque aquellos que ven al agonizante no pueden asistirlo en su lucha con la finalidad de que salga victorioso; en ocasiones la asistencia que se da al agonizante radica en ayudarle a bien morir, lo cual resulta paradójico, porque el cariño que mueve al asistente a estar con el agonizante sólo le permite procurar que la lucha contra lo inminente cese lo más posible. De alguna manera busca que el que luchador descanse en paz.

Es infructuosa, porque el que agoniza lucha para no vencer, lo que significa que lo hace para ser vencido honradamente, finalidad sin la que no es posible comprender por qué el que agoniza acepta la asistencia de quien le ayudará a ser vencido.

Si nos deshacemos de la finalidad que tiene la agonía como lucha para ser vencido honradamente, la asistencia que se pueda dar a un moribundo no pasará de ser un montaje teatral en el que la posibilidad de divertirse se vea muy borrosa. En esos montajes todo importa menos el sujeto que lucha, y su presencia en medio de ese teatro sólo se justifica bajo la premisa de que quien acompaña a alguien mientras agoniza lo hace para reafirmar que también puede morir, aunque aún no sea su hora.

Por desgracia para quienes no vemos con claridad el valor que tiene el bien morir, entendiendo esto como morir honradamente, la muerte del otro y nuestra presencia ante ella no pasará de ser un montaje teatral, de modo que el respeto que se pueda tener ante algo o alguien que agoniza es nulo.

Maigo

3 Comentarios

  1. La cigarra dice:

    Sólo una cosa. Entiendo que, y el por qué de que, la lucha es solitaria, pero ¿infructuosa? No creo que el agonizante emprenda tal negocio, sabiéndose de antes derrotado. Si lucha es porque sabe de una, remota quizá, oportunidad de salir victorioso. De lo contrario, creo que hasta podría justificarse esa idea de la «eutanasia», porque si de todos modos morirá, mejor que lo haga dignamente.

    Me gusta

  2. Cantumimbra dice:

    Maigo, me quedó obscuro el sentido de tu escrito, ¿cómo estás entendiendo agonía, como sufrimiento antes de morir? No estoy seguro de si es un solo sentido en el que usas la palabra.

    Me gusta

  3. Maigo dice:

    Antes que otra cosa disculpen la tardanza en mi respuesta:
    No entiendo agonía como sufrimiento antes de morir, sino aquella lucha que realiza el moribundo para morir dignamente, es decir, para morir luchando como un ser valiente y no dejando todo como lo haría quien en medio de la batalla abandona las armas y el escudo por cobardía.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s