Esperanza

Me senté en una banca a esperarte sin saberlo. Cuando lo hube sabido me quedé sentada, ahora pensando por qué esperándote estaba. También esto llegué a saberlo; así que sentada sigo y te espero pensando que, si acaso la espera se acaba, yo siga sentada, pero sin esperarte como ahora te espero.

Hiro postal

2 Comentarios

  1. Cantumimbra dice:

    Me gusta el ritmo de tu escrito. Dime si exagero, pero leo algo de flojera en el deseo de que pase lo que pase, la narradora siga sentada.

    Me gusta

  2. Hiro postal dice:

    Yo creo que mas bien es cansancio de esperar algo que, tal vez, nunca llegue. O, en su defecto, resignacion (recuerda lo de los acentos).

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s