Diarias contracciones III

Mis paredes se doblegan ante tu inminente salida,

sólo los locos esperan con ansias tu llegada

sólo los insolentes elogian tus movimientos involuntarios;

y yo ahogo mis gritos de dolor mientras escucho  y siento.

Maigo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s