Diarias contracciones VII

El dolor se acaba y junto con ello este conjunto de memorias sobre nervios, ansias y dolores.

Poco interesantes para muchos, quizá curiosas para otros, en cierto modo necesarias para mí.

Todo se acomoda lentamente, y al mismo tiempo todo cambia, nada regresa a su estado original; y muchos de ahí se agarran para decir que todo cambia y nada permanece en el cambio; observación absurda cuando veo que a pesar de tanta revolución y de lo nuevo que llega sigo siendo una unidad que no se ha dividido en multiplicidades.

Maigo.

1 comentario

  1. elexpresidente dice:

    ¡Pero sí! Bueno, eso es lo misterioso. Sigues siendo, indudablemente, unidad, pero de alguna manera te dividiste en multiplicidades. ¿Imposible? Pregúntale a la Santísima Trinidad.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s