En medio de la noche

 

cuando la vida es una pequeña bendición…

 

Revisitando a G. K. Chesterton

¡Cuántos millones de estrellas allí!

y sólo Dios las puede contar.

Pero hay allí una para mí

escogida desde antes de bajar.

¿Cómo podría un hombre sobrevivir

         sin su cabeza volar?

 

Coletilla. “Hay que hacer donación de la vida en medio de una paz que el mundo ignora”. Jacques Fesch

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s