Un Hombre de Acción

“La vida práctica no sólo es la mejor, es la única posible”, dijo el Rey al herético astrónomo y dio luego asentimiento al verdugo a proceder.

Un hombre de acción no tiene tiempo para ponerse a pensar si lo que va a hacer le conviene o no, debe apostar a que así será y a que puede sacarle provecho al fracaso aprendiendo de él cada vez que se presente. Un hombre de acción tiene su vida para mejorarla, para convertirse a sí mismo en un agente de cambio, de más movimiento, de revolución. Un hombre de acción mueve en su vida todo lo estático para que no quede nada que no sea eficiente. Lo eficiente en su vida, lo mejorado, lo superado, lo más veloz, se erige sobre las vidas de los perezosos y muelles como un gigante, como un monolito imbatible, incuestionable por su presencia: allí está, completo en el presente, con todas sus armas pulidas y sus miembros prestos para cualquier eventualidad. Es ejemplo de jóvenes con fuego en el abdomen y vergüenza de los viejos arrepentidos. Él mira a los ojos a los que poco saben y se ríe de ellos: han probado los frutos de su tierra mientras que él conoce los de todo el mundo; han escapado del peligro mientras que él ha enfrentado a todas las caras de la muerte; él ha visto a todas las clases de hombres que el resto tan sólo ha imaginado. Él no necesita a la imaginación. El hombre de acción siente miedo, por supuesto, pero se place en admitirlo y dominarlo. Él nunca creerá que conoce el futuro, no tendrá tiempo para pensar en él porque no importa: estará preparado para el que sea que llegue. Nunca está completamente listo, sin embargo, por eso se apresura a hacerlo todo, a viajar y ver y gritar y romper y correr y construir y andar y saltar y controlar; para que ninguna segunda ocasión sea ningún reto. Así, todo será nuevo. El rumbo del hombre de acción se fija unos segundos solamente, y luego resurge: la labor del hombre de acción nunca termina.

Pero cuando un hombre de acción llega el final de su vida, ¿cuál es el provecho de haberlo movido todo? ¿A dónde se va toda esa sabiduría mudable del hombre de acción, toda esa práctica pulida al más fino punto? ¿Qué es la muerte para el hombre de acción?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s