Aforismo académico

Nunca miente al aire quien respira mentiras todo el día.