Pensando al Sol de día

Opacos son también los ojos del que cree que la que brilla es la verdad y no las cosas mismas, y la voz de quien de ellas habla bien.