Grandes hombres de la ciencia

Pregunté cientos de cosas a los que se llamaban grandes hombres de la ciencia. Si no son ellos los que pueden responderlas, ¿quiénes serían? Ellos se dedican a la ciencia de las cosas, a conocerlas, a enseñarlas, a observarlas por entero hasta explicarlas, por adentro y por afuera. Pregunté entonces a éstos, grandes hombres de la ciencia. «Prepárate –me dijeron–, para todas las respuestas: para conocer a fondo abandona la experiencia». Entonces, emocionado, intenté cegar mis ojos burlándome de los colores, haciendo menos las siluetas, aquietando las acciones. Me perseguían, sin embargo, y trataba de olvidar la luz. Traté de ensordecerme desatendiendo toda voz, todo sonido, todo ritmo y todo ruido, hasta llegar a creer que me haría bien tener toneles con cera de abejas y taparme los oídos desde el tímpano hasta las orejas. Me perseguían, sin embargo, y trataba de olvidar las palabras. Traté de hacerles caso, grandes hombres de la ciencia: traté de adormecerme, de olvidar que olía respirando, que mi alimento me complacía, y que mis piernas podían mantenerse tensas, traté de olvidar que me sostenía con mis propias fuerzas. Pero aun casi dormido, anestesiado por mi empeño, con los párpados sellados y la respiración ralentizada, seguía sabiendo todo lo que había estado evadiendo. ¿Cómo hacerles caso para iniciarme en sus secretos, templarios de la ciencia, guardianes de lo oculto, y olvidarme de que veo, olvidarme de que escucho? ¿Cómo olvido qué es decir que alguien es bueno, y cómo olvido qué es decir algo así y equivocarse? ¿Cómo olvido lo que creo que es un buen hombre de la ciencia, cómo olvido lo que miro que me mueve a preguntarle? ¿Cómo puedo prepararme para recibir respuestas si abandono la sorpresa, el sentido y la palabra? ¿Qué preguntas me quedan entonces? ¿Qué serían para mí la claridad y obscuridad? ¿De qué me sirven sus respuestas, grandes hombres de la ciencia, si no les queda rastro de que hubo alguna vez alguna cosa en este mundo que fuera digna de buscar?

Anuncios

4 comentarios en “Grandes hombres de la ciencia

  1. Hasta donde tengo entendido la ciencia depende de la palabra y de la imaginación toda vez que se requiere de abstracciones y un discurso sobre las mismas. Siendo ese el caso no comprendo en qué sentido los hombres de ciencia pedirían una renuncia tan grande como la que dibujas en tu texto

    Me gusta

  2. La ciencia, como suele practicarse, prefiere la palabra técnica, y repudia a quien le indique que aún los tecnicismos son naturalmente ambiguos. Requiere, no la imaginación tanto como el esfuerzo por someterla: la explicación de la gravedad, la de las geometrías no euclidianas, la de los modelos atómicos y demás, piden que se sigan las deducciones matemáticas y que uno intente no imaginar (porque en eso yerra) cómo se “verían” esas cosas de las que están hablando. Las abstracciones de las que hablas no son partes de la experiencia, sino esfuerzos por comprender el mundo alejado de ella. Y, claro, éste es sólo un dibujo.

    Me gusta

  3. Entonces lo que se practica no es ciencia, es técnica que hace de de los hombres seres de hechos. O quizá el problema esque hablamos de hombres de ciencia sin aclarar con suficiencia lo que es aquello a lo que se dedican. Suponiendo que los grandes hombres de ciencia a los que te refieres son los que entienden por ciencia la renuncia a la que te refieres, no logro pensar en alguno que a modo de ejemplo me pueda aclarar el sentido de la crítica que haces. Gracias por responderme

    Me gusta

  4. Efectivamente, Maigo: mi intención cuando escribí al principio “los que se llamaban” fue dejar abierta con la ambigüedad la posibilidad de que éstos no fueran verdaderos científicos. Aunque, en realidad, más que una crítica ésta es una queja caricaturesca. Si quieres un ejemplo de a qué tipo de renuncias me refiero, sólo piensa en cualquier científico (o iniciado en la ciencia) explicando la teoría de las super cuerdas, la de la doble presencia de las partículas cuánticas, o menos contemporáneamente, la de lo infinitesimal.
    ¡Muchas gracias por leer y comentar!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s