Otro plan de San Luis

Hay quienes opinan que la que muestra la verdad de los hombres, es la guerra. Yo pienso que están equivocados. No diría que completamente, sin embargo: las más fuertes pruebas de carácter pueden encontrarse en las situaciones más apremiantes, las que exigen actuar, las urgentes. Hay muchas otras situaciones que hacen borbotear urgencias, y a veces lo que urge es hablar. Hoy nos urge que haya sentido, que las palabras no sean ni petardos ni dardos analgésicos, que a los espectáculos de funambulistas no les quiten la audiencia sus contrapartes en la demagogia. Hoy nos urge aprender cuidado (y a los que andan en la cuerda floja más les vale tener muchísimo, dicho de paso). El hombre libre no está muy contento, de todos modos, con toda la gloria de la libertad que le heredaron sus antepasados, si al rededor no hay con quién hablar más que locos, tartamudos y delirantes. Pero si ahorita nos hace tanta falta que el que suelta la lengua se haga responsable de lo que dice, esto no es porque estemos en crisis; es porque estamos en crisis que se nota más cuán importante es. Y por eso ahora hay más razón para pedir que quien habla muestre de qué está hecho, y que si va a sacar el cobre, que mejor ni hable, ¿no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s