Y era el hombre

Era hábil, en verdad, nadie hubiera podido dudar que este hombre fue el mejor en lo que hacía, y es que tenía tanta experiencia y gusto por su labor, que cada vez que terminaba, los demás se alegraban tanto o más que él. Consiguió un triunfo más. Logró discernir, no, sentir la belleza que se encontraba en esa acción. Es cierto que se apartaba un poco de los demás, pero sólo un poco, pues habiendo vivido tanto tiempo replegado en su soledad, mirando el reflejo y de vez en cuando lo que sucedía tras la ventana, se había convencido de que no encontraría belleza más que en las calles, paseando o hablando con algún otro, por eso, cuando quedaba maravillado por algún suceso,  no dudaba en denunciarlo. Le agradaba hablar de ello con los demás.

Era un hombre realmente eficaz distinguiendo lo bello de lo feo, por lo que no dudábamos al escuchar que sólo él conocía la esencia de las cosas bellas. ¿Pero qué sería la belleza sin la bondad?, preguntaba ese hombre, siempre, al final de su charla, al otro. Y este hombre que hablaba así, fue, quizá el último que estuvo tan cerca de ella, pero murió sin dejarnos más legado que las palabras.

Sus juicios lo hubieran mantenido vivo por siempre, pero su omisión en el acto fue lo que terminó su vida, o mejor dicho, su falta de hábito, pues aquella vez, no sólo él, sino todos los presentes, reconocieron la elegancia, la dulzura, el rubor, la fuerza, y la paciencia, en fin, la belleza; nadie se atrevió a hablar; todos estaban seguros que él se dirigiría a ella, y así lo hizo, pero en cuanto le tomó la mano, la muerte le estrujo el corazón, y murió con su nombre en los labios.

Ahora ella vaga por el mundo siendo ignorada, incluso hay quien dice que ya no existe, porque ya no hay quien la busque, ya ni si quiera se habla de ella. No sabemos qué son sus palaras, ¿para qué un legado así? Quizá ella vagando y nosotros ciegos de ella algún día nos encontremos, lo que nos queda es creer que sigue aquí, entre nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s