Acompañada soledad

Me he acostumbrado tanto,

que ahora temo que vuelvas

y me abandone tu ausencia.