Gazmoñerismo Cohen

Te fuiste danzando con tu voz dorada. Danzando, hacia el fin del amor.

Te escurriste por esa grieta que lo quiebra todo. Que permite el paso de la luz.

Y en ese vals, bailando a Marianne y entonando Aleluya, diste con la cura del amor.

Para reirlo y llorarlo, y llorarlo y reirlo todo nuevamente. 

Gazmogno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s