Sublimación

El fuego indómito consume a nosotros y la yerba; hastiados de lo que somos, en cada inhalar breve, renunciamos.

Anuncios