Mentirillas

Son pocos los que lo han podido corroborar con su mirada, porque son escasos los que han tenido la experiencia de haber visto a la cara al fantasma de un niño a medio día. Sin embargo, todos y cada uno de ellos han reportado que después de que la luz del sol atraviesa la translúcida figura de esta alma en pena, ésta se convierte de inmediato en una nube de talco que cae con fuerza al suelo, dejando atrás un aroma muy grato y un chillido horripilante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s