Diarios Queretanos 1

Y entonces te reencuentras con alguien, y te das cuenta que estás frente a esa persona como si fuera la primera vez, pero tampoco es la primera vez, porque ves en su mirada algo conocido, algo tuyo, algo de ambos, ves en esa mirada -que miras como si fuera la primera vez- la eternidad que se renueva a cada instante… Y no quieres dejar de verla… Aunque sabes que muy probablemente será la última vez.

Gazmogno