Polvos

Polvos

 

El pasado miércoles, John Maxwell Coetzee y Paul Auster, entre otros escritores, encabezaron una petición internacional para liberar a la poeta china Liu Xia. Revisito (desde la traducción al inglés) su poema Viento, dedicado a su fallecido esposo, otra víctima de la dictadura china. Ya es cliché la expresión “viento de libertad”, aunque una historia de amor en medio de la represión política le da un nuevo sentido. ¿Será que el desamor y la opresión pulverizan la esperanza? Sépanlo, antes de que seamos polvo.

 

Estás destinado por el hado a ser viento

tan ondeante, tan volante

entre las nubes juguetón.

He imaginado estar contigo.

Habrá alguna casa

en que pueda acomodarte,

sin muros para estrangularte.

Solo puedes ser viento, viento

que nunca me ha dicho

cuándo vendrá, cuándo se irá.

Cuando el viento llega

no puedo abrir mis ojos,

y en cada parte polvo

cuando se va.

 

Coletilla. Tenso, muy tenso. Un grupo político presiona a tres medios para que den nota sobre Ayotzinapa, pues necesitan usar el caso para un evento de la campaña presidencial en la semana que mañana inicia. ¿Qué pueden perder los medios presionados? La nota del debate. Cuestión de cálculos en los medios, cuestión de cálculos en los equipos de campaña. ¿Y las víctimas? Recursos humanos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s