Vida de Perros

¿Cómo se supone que adivinaría que aquél zarrapastroso escudero hablaba con verdad? Por raro e increíble que suene, era cierto: no había mejor manera de vivir más, que comiendo menos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s