Réquiem

Quitóse la vida

con breve recelo.

Tomo la pistola

pensando, “es un sueño”.

 

Cayó en el letargo

de todos sus besos;

sus besos podridos

sus besos cerezos.

 

Los besos de vida,

también los de muerte,

marcaban tambores

componiendo el réquiem

 

Cual música helada

de sueño perpetuo,

con párpados secos

con cuerpo sereno,

 

tomó la pistola

con breve recelo.

Quitóse la vida

Pensando, “es un sueño”.

Gazmogno