El lado correcto del oráculo

Cuando Creso consultó el oráculo para saber si debía invadir a los lidios, pensó que éste vaticinaba en favor suyo y que los lidios serían fácilmente vencidos. Creso se imaginó estando del lado correcto del oráculo, pues muchos tesoros le había dejado a la isla en la que el ombligo del mundo se encontraba.

Sin embargo, Heródoto cuenta que Creso fue derrotado por Ciro y que acabó convirtiéndose en siervo del rey de reyes.

Creso comprendió que el oráculo simplemente anunciaba sucesos, sin colocarse del lado de nadie y que no conviene abusar de los anuncios divinos; quienes leen a Heródoto contando lo que le aconteció a Creso pueden entender que no existen lados correctos cuando se trata de investigar lo que es el hombre, porque el que ahora es pequeño puede llegar a ser poderoso y a la inversa.

Maigo

Anuncios