Previsión

Ciento cincuenta días no bastaron para apagar la llama que había venido a sustituir al cuervo que otrora devoraba pacientemente el hígado del Titán. Otros doscientos dieciséis pasarán y él seguirá atado a la roca recorriendo de cabo a rabo su ingenio en busca de un modo de escapar de su terrible castigo.

Anuncios