La ley que une a los hombres

El momento del descubrimiento de que hay comunidad, aún en la noción de la profunda ignorancia del ser del otro.

Una sensación compartida. La conciencia de que ese momento se comparte. La expresión de aquél momento. La cuenta dada de aquél momento –años después del hecho. El reconocimiento de que tal milagro sucede.

La voz de los muertos.

La ficción.

La búsqueda de la verdad, aquella imposible en solitario.

La sofística es más un accidente que un camino; pero poco menos que una elección, una fatalidad…

–pero ¿lamentable? ¿después de todo lo que ha sido comprobado ampliamente?

La promesa de amor, en que dos se buscan como uno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s