Seguridad

— ¿Y por qué no corres cuando tiembla?
— ¿Para qué? Aquí es bastante seguro, nunca se ha caído.
— Ah, claro, y ¿cuántas veces necesitas que se te caiga la casa para que empieces a correr?

Anuncios