Atemporal

Y en aquél día, a todo el mundo se le ocurrió mirar el cielo. Fue algo natural, como el miedo que todos los seres vivos sentimos al percibir peligro. Simplemente pasó.

Algunos llegaron a tomar fotografías, otros video, y unos más se limitaron a reír como maniáticos. Si me preguntan qué es lo que vi, les voy a contestar lo mismo que el resto del mundo: la noche estrellada, las estelas cósmicas, cometas, estrellas fugaces y las constelaciones.

En pocas palabras, un cielo nocturno común y corriente sin contaminación, sin nubes y sin la menor duda de que todo el mundo compartíamos en ese mismo instante aquél momento eterno.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s