Éxito Indígena

Héctor soñaba desde que era un pequeño con obtener la fama mundial, el éxito sempiterno, la gloria del combate, los honores del vencedor; pero sobre todo soñaba con que su magnanimidad, su astucia, su bondad, su inteligencia y sus virtudes naturales, fueran homenajeadas a nivel internacional con un billete de quinientos pesos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s