Pan (ocha) y circo

El feminismo es malo, la brillantina también.

Tenía que decirlo, y, de paso, señalar que si hay protestas asombrosas, no están en este continente. Los Hong Konguenses están haciendo una labor formidable de ganarse la simpatía mundial y eso que la mayor parte de sus integrantes rebeldes poseen uno o más penes. ¿Cómo le hacen? Seguro son bien bárbaros a la hora de protestar y defenderse.

Podemos jugar a ser rebeldes, hacer como que señalamos las malas prácticas del gobierno, o denunciar el abuso de poder o de autoridad; Pero a final de cuentas, la violencia no se puede maquillar.

Así que si se va a hacer protesta, si se va a hacer una revolución o algún cambio de régimen, lo menos que podemos hacer es tener huevos de hacerlo bien y como la naturaleza manda. No quemando casetas de policías, o llenándonos las manos y la cara de sangre (propia). Las payasadas tienen un impacto profundo y devastador pero para la polis, nunca para el tirano.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s