Endemia

El mundo no se acabó, como todos quisieron hacernos creer, el día en que un chino devoró a un murciélago. Sí, es bien sabido por todos en aquella región que su sabor es inigualable y altamente deseable. Lo que acabo con el mundo, fue que de vez en cuándo a los murciégalos les da por devorar chinos, y eso causó una enfermedad que se extendió en todo el reino animal. Los seres humanos, inmunes a ésta, murieron de soledad a causa de la glotonería.

1 comentario

  1. Duracero dice:

    «[…] murieron de soledad a causa de la glotonería».

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s