Candidatos

Hay candongos que se sienten candidatos porque a fuerza de discursos han manchado la palabra.

Lo peor es que no se saben zalameros, de verdad creen que usan togas blancas porque encandilados con sus promesas han perdido la vista, el juicio y hasta las sandalias.

Hace tiempo, cuando a penas se acuñaba la palabra, los que usaban toga blanca en realidad la buscaban púrpura.

De tanto buscar la ropa púrpura, los cándidos que se creyeron candidatos y acabaron siendo candongos, quemaron la ropa que traían y ahora desnudos salen a mostrar la falsedad de las cicatrices que tanto presumían.

Esos mentecatos y holgazanes que sus falsas batallas presumían lloran al verse al espejo y darse cuenta de que los engañados no fueron los otros, en realidad fueron ellos porque ahora son la burla de los que los veían.

Maigo

Con esta entrada cierro el bloque, nos vemos cuando hayan pasado las elecciones