Gazmoñerismo imposible

Ella necesitaba un tiempo
Él no tenía prisas
Pero el mundo les dijo
Que esperar ausencias
O pedir lejanías
Era promover egoísmos
Cultivar injusticias
Y ellos
Tristemente
Lo creyeron

Gazmogno

Anuncios

Vino

Vino
en una copa de cristal
Vino
con un tanino carmesí
Vino
con la hermosura en su mirar
Vino
Y nunca más me quise ir

Gazmogno

Gazmoñerismo Odiseo

Veinte años me tomó entender que mi hogar estaba en su mirada.

Gazmogno

Noche Buena

Tomó su osito de peluche y lo apretó contra el pecho intentando calentarse bajo las cobijas de su cama. Las sábanas estaban heladas. Habían tomado el tono de aquella flor que tanto le gustaba y que sólo florecía en esa época del año. Se sentían húmedas, pegajosas. Pero esta vez no se trataba de la humedad amarillenta con la que se teñía su cama cada Noche Buena en la ansiosa espera de Santa. Esta humedad era distinta. Era la humedad de quien ha dejado de creer, de quien ha madurado. La humedad rojiza de la desesperación y de la última salida. Santa ya no llegaría a esa casa, a ese cuarto, a esa cama. Junto a la cálida sensación del osito en sus brazos, sintió el frío acero del revolver, mientras entraban desde afuera los cálidos destellos de unas luces rojiazules a través de la ventana.

Gazmogno

Oráculo

Tiró las monedas seis veces.

Seis veces más consultó.

La sentencia siempre fue la misma.

No así aquél que preguntó.

Gazmogno

Buda

A la sombra de un árbol

buda iluminó

la eternidad.

Gazmogno

No sé

No sé si es la noche, el cansancio,

o la dulce sensación de la postergación.

No sé si es la luna,con su afilada mueca,

o son los veinte años que en treinta días

han disipado tu ausencia.

No sé si es el pasado que se volvió presente,

o un posible futuro que jamás imaginé.

No sé si es la espera, la ansiosa espera,

o la certeza de que vendrás.

No sé si eres, no sé somos.

No sé si soy.

No sé.

Gazmogno