Parcas letras

Parcas letras

 

 

En el afán de seguir el juego de las letras contadas, de que haya más participantes en el juego y acomodándome a las costumbres de los tiempos, presento hoy una calavera que es soneto, con sus letras contadas y bien muertas. Se llama “Las trescientas letras muertas”.

Buscándolo por astuto,                    19

la Parca encontró al Javel:              22

“por emular al gran Gabriel           22

serás motivo de luto”.                      28

Luego fue por su compinche,            22

un tal Tacitus llamado:                       19

“te aniquilaré ahogado,                      19

dejaré que el cuerpo se hinche”.       25

“Ando buscando al Namaste              21

por no respetar las letras,                  22

sin que con ranas se baste”.               21

“¿Por qué hacer cruentas cuentas      26

en un soneto que engaste                     20

trescientas letras muertas?”                 24

                                                                   ____

                                                                    300

 

 

Námaste Heptákis

 

 

Escenas del terruño. 1. Pues no, los funcionarios no cumplieron: en octubre no se presentaron avances en la investigación de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa. 2. Mintió. Violó la legislación. Fue desmentido. Se le destituyó. Se dijo víctima. Los progres lo arroparon. Se desdijo. Culpó al medio al que filtró la información. Los progres culparon a los funcionarios por tomar en serio al medio en que el exfiscal filtró la información. Y al final el señor Santiago Nieto declinó ser restituido. Farsa de inicio a fin. 3. El senador Miguel Barbosa, que así como dice una cosa dice otra porque hay cosas que ni qué, selló el caso del señor Santiago Nieto con la siguiente ocurrencia: “yo no conozco las causas, se van a conocer, no quisiera especular, pero sin duda tiene que ver con amenazas”. Ah, pus sí. 4. Buena pieza documental del equipo de Carlos Loret de Mola: Raqqa, vivir en el Estado Islámico. 5. Y terribles las imágenes que presentó el equipo de Ciro Gómez Leyva sobre los abusos carceleros. 6. Deshecha en elogios revolucionarios, La Jornada del pasado 24 de octubre elogió en nota principal y en la columna de Enrique Galván Ochoa una «propuestita» de Carlos Slim. No vieron, ¿raro?, la semejanza de la «propuestita» con el salario rosa que prometió Alfredo III. Excedidos en sus elogios al millonario no lograron ver que el «salario Slim» es una pobre imitación de la idea zaidiana de «repartir en efectivo». Hace 40 años Zaid lo propuso pensando en la justicia social y el combate a la corrupción; en la semana, Slim lo propuso porque «será mucho más barato». Ah, qué críticos que no pueden criticar a algunos. ¿Por qué será?

Coletilla. Si alguien ve a las nubes más contentas, no se extrañe: Fats Domino ya está en el cielo. Murió el pasado 24 de octubre, tras volver a la vida en 2005. En aquel año, retirado de la música y resguardado en su hogar, Antoine Dominique Domino lo perdió todo: sus recuerdos, sus trescientos zapatos, su tranquilidad. Fue encontrado entre los escombros de su casa como uno más de los damnificados por el huracán Katrina. Dicen que murió sonriendo… como lo recordaremos. Dicen también que por estos días las nubes andan tan risueñas como él.

 

Contado ruido

Contado ruido

(con tantas ranas y con tantas letras)

 

Hace varias semanas presenté (Hacer sonar un ruido) una colección de versiones del haikú más famoso e invité a versionarlo. Hubo versiones de Cantumimbra (Haciendo sonar un ruido y Dos mitos, de creación y destrucción), Yaddir (El lago apacible), Carmín (Haciendo sonar un ruido V), Tacitus (Haciendo sonar un ruido IV y La rana en los extremos de la memoria) y Námaste Heptákis (Sonando un ruido y La historia del lago taciturno). La fatalidad de septiembre me impidió seguir con el juego y octubre nos trajo un viejo juego nuevo vía Javel, en el que ya participó Tacitus. No queriendo pasar al viejo juego nuevo sin terminar el nuevo juego viejo, propongo lo siguiente.

1. Un cuarteta cuasijitanjafórica de la rana saltarina en tiempo de la gripe

sereno soleado lago

simula silbar el viento

saltando salpica el sapo

sonoro sonar moquiento

 

2. Un haikú que reúne el juego de la rana y el juego de las cuentas

a once letras               11

les salta una rana      15

¡cuarenta letras!        14

__________

40

 

3. Mi aportación al nuevo juego

Soneto de arte menor, con descripción de su estructura formal, cuenta interna de vocales y suma final de trescientas letras. Se intitula, obviamente, “Las trescientas letras”.

Las sumas de los factores        21

los productos no alteran,         21

así las cuentas esperan            20

de todos estos valores.            19

 

Ochenta sílabas cuentan          21

entre diez versos menores;      22

rima simple, malas flores          21

sin que en la cuenta mueran.   22

 

Primero son dos cuartetos        22

con sus vocales setenta,             20

y luego van los tercetos             20

 

en que rebasan las treinta.      22

Siendo al final los intentos       24

trescientas letras la cuenta.     25

________

300

 

¿Alguien más quiere jugar más juegos?

 

Námaste Heptákis

 

Escenas del terruño. 1. El jueves siguiente se cumplen 37 meses de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa. En agosto, los funcionarios de la PGR se habían comprometido a presentar avances de la investigación en octubre. La dificultad de septiembre y los cambios dentro de la procuraduría dificultan creer que los funcionarios cumplirán su palabra. 2. Una historia conmovedora. El señor Santiago Nieto trabajaba para el PRD cuando se postuló para Fiscal Especial de Investigación de Delitos Electorales. En la postulación olvidó, ¡ay!, señalar que recibía sueldo por parte de quienes tendría que investigar. Y fue votado, ¡ay!, por los mismos perredistas que lo tenían contratado. Tras la renuncia del Procurador Cervantes, el señor Santiago Nieto filtró al diario Reforma información confidencial sobre una investigación a su cargo. Tras la filtración, el abogado del investigado divulgó el documento que el fiscal había filtrado y… ¡ay!, los documentos no coinciden: o mintió el fiscal que filtró ilegalmente el documento, o mintió el abogado. Ayer fue depuesto el fiscal. Los perredistas fueron los primeros en defenderlo alegando que la destitución del fiscal que infringió la legislación enturbia las investigaciones. Ha nacido el nuevo «mártir».  3. La exitosa administración de Eruviel Ávila en el Estado de México fue premiada con la dirigencia del PRI en la Ciudad de México. Ávila Villegas llega encaminado por un purpurado que espera cerrar el paso al sucesor natural de Norberto. La relación elecciones e iglesia más complicada que nunca. 4. Urge que «los jóvenes con iniciativa» que verifican información «objetivamente» se pongan a trabajar en la revisión de la renovación de credenciales de elector tras los sismos de septiembre, pues al permitirse la reposición extraordinaria sin identificación, el próximo año el candidato perdedor usará la reposición como evidencia de fraude. Chin, cierto, «los jóvenes con iniciativa» no tienen iniciativas contrarias a los intereses del candidato perdedor. Qué mala suerte. 5. Hay que leer a Juan Villoro y su reflexión sobre el imperio digital.

Coletilla. “Los escritores entrañables nos confirman que no estamos solos”. Jorge F. Hernández

Esperanza en la tristeza

La cueva de mi tristeza sólo se ilumina con la luz de la esperanza, la cual viene sólo de tu  infiniamor. Tú Dios mío entiendes bien mis dolores, mis soledades y sinsabores, te hiciste hombre por misericordia y me das gracia a pesar de mis pecados.

 

Entiendes mi desesperanza ante la desaparición de mis hijos, perdonas que no entienda muchos de tus designios. Limpias mis lágrimas cada vez que me derrumbo y con tu infinita paciencia me sostienes en el mundo.

 

Estoy triste, porque tristes son estos tiempos, a veces pareciera que no hay nadie en quien confiar o con quien buscar consuelo. Nos inunda el llanto, temblamos todos de miedo y la esperanza se pierde entre selfies y denuedos, aunque la tristeza nos guía a llevar la vista al suelo, tú amor nos invita a dirigirla siempre al cielo.

 

Maigo.

Al tiempo revisitado

 

Al tiempo revisitado

 

De la colección de poetisas japonesas que divulgó Kenneth Rexroth extraigo dos breves poemas para su revisitación en tiempos tristes, complicados, frustráneos y desesperados.

 

De Murasaki  Shikibu (974-1031)

 

No te dolería la vida

si vieras que al cerezo

todas las cosas se parecen:

que todas en un día

florecen con esfuerzo

y al mismo tiempo desfallecen.

 

 

De Yosano Akino (1878-1942)

 

Como el sol mi corazón:

ahogado en las tinieblas,

anegado por las lluvias,

llevado por el ventarrón.

 

 

Escenas del terruño. Tras la irrupción de los anarquistas en las marchas por la presentación con vida de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa –cuya desaparición cumple tres años el siguiente martes- y el consiguiente olvido público del caso, advertí que se requeriría un hecho mayor para reunir a la población. El terremoto del martes 19 de septiembre mostró nuevamente la unidad: la situación extrema, el miedo, la excepción, parecen nuestro principio político. La situación extrema es el fundamento de nuestro clamor autoritario. Si la legislación no permite la aplicación directa de los recursos públicos devueltos por los partidos políticos para la ayuda de los damnificados, que se reforme la  legislación; si se desconfía de los mecanismos oficiales para repartir la ayuda, que la población tome la repartición en sus manos. La situación extrema –Clausewitz lo muestra- lleva a un peligro mayor. El inmediato en nuestro caso: la gran decepción que –de no haber otra tragedia- experimentará el grupo de esperanzados voluntarios que ha tomado la Ciudad en sus brazos. A mediano plazo: el ahondamiento del encono político –véase Proceso de mañana y su linchamiento de la periodista Danielle Dithurbide, véase la crueldad con la que se le lincha en redes, véase la insidia de Jenaro y Carmen contra Televisa-. A largo plazo: el surgimiento de nuevos liderazgos y su aprovechamiento por los partidos políticos –sígase desde ahora la trayectoria de algunos de los jóvenes que han organizado a los voluntarios de la CDMX, que podrían constituir un liderazgo importante en la elección del año siguiente, la aufhebung del #YoSoy132-. ¿Habrá alguna salida de nuestro laberinto de extremos?

 

Coletilla. Qué bella columna de León Krauze celebrando los 70 años de su padre. Incluso cuando nos inunda la tragedia, hay que celebrar y conmemorar la vida de nuestros mexicanos eminentes. Enrique Krauze es un mexicano eminente cuya vida hacemos bien en celebrar.

La historia del lago taciturno

La historia del lago taciturno

 

Aarón no podía creer que su hermano tuviese razón. ¿Profecías en estos tiempos descreídos? ¿Aceptar algún conocimiento cierto sobre el porvenir que contravenga la indeterminación de lo posible? ¿Acaso seguimos siendo primitivos? Está bien que en la región norte habían muerto todos esos niños. No por ello había de dar crédito a la profecía. Aarón sí había leído a Hempel, como toda la gente medianamente culta, y sabía que la fiebre puerperal es un eficiente ángel exterminador. No había razón para aceptar acción sobrenatural alguna sin contrastación. Semmelweis no había muerto en vano. Está bien que al este la gente se había infestado de piojos. Pero era tan natural: ahí viven los más pobres, los que no tienen servicios públicos, quienes de la higiene sólo saben de oídas. Y eso no podría ser ningún castigo de los cielos, sino una distribución imperfecta de la productividad mercantil, un reto al tiempo y una oportunidad al libre comercio. Ninguna mano divina había detrás; sólo cabía suponer la mano invisible que distribuye los méritos y las riquezas. Además, dos hechos explicables no son suficientes para abrazar una superstición primitiva. Y no podía pensarse que a la lista había que añadir otros dos hechos aislados, cuya causalidad es perfectamente explicable. Si por un error en el diseño transgénico de las semillas se había malogrado la producción de material bovino, y no todo el desecho se había podido convertir en sopa instantánea, la proliferación de moscas era evidentemente inevitable. Por suerte las moscas de ahora no sobreviven a las nuevas condiciones climáticas. ¿Qué divinidad olvida el calentamiento global? Además, Aarón no debería preocuparse realmente: se confesaba seguidor de Hume. Si se entretenía buscando explicación causal a las desgracias era para distraerse de la presente desgracia. Aarón no podía creer que su hermano tuviese razón. Ni siquiera cuando confundido miraba su ciudad inundada, convertida en un lago taciturno, víctima de la… ¿quinta? Súbitamente interrumpió el razonamiento y se perturbó el recorrido de la mirada cuando una rana saltó al lago. En su alma chascó el miedo. La confusión chapaleteó en su mente. Su escéptica seguridad se hacía agua ante el anuncio de la sexta plaga.

Nota. Hace tres semanas presenté una colección de versiones del haiku más famoso e invité a los lectores a intentar versionarlo en otras formas literarias. Cantumimbra presentó la suya. Tacitus hizo lo propio. Yo intenté un sonetín la semana pasada. Y hoy invité a la rana a saltar en una narración. La invitación sigue abierta, lector. ¿Quieres que salte la rana?

 

Námaste Heptákis

 

Escenas del terruño. 1. El pasado 29 de agosto los funcionarios de la PGR se reunieron con los padres de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa. La información que dieron los funcionarios se puede reducir a dos puntos: primero, que la investigación de los videos del C4 de Iguala se ha retardado porque el día de los hechos sólo funcionaban 4 de las 29 cámaras; segundo, que la PGR está dispuesta a continuar la investigación por las cuatro vías señaladas por el GIEI. Es importante recordar que la disfunción de las cámaras del C4 fue investigada por el equipo periodístico de Denise Maerker en los tiempos de Punto de Partida y divulgada en septiembre de 2015, cuando se recuperaron los videos de la central camionera de Iguala; del mismo modo, en el libro de Anabel Hernández La verdadera noche de Iguala [Grijalbo, 2016] se describen los errores de custodia del material videográfico y se da cuenta del aparente error por el que los videos del ataque fueron borrados. Queda la duda: ¿qué investigó la PGR? Sobre el segundo punto, hay que recordar que las cuatro vías de investigación señaladas por el GIEI son: la omisión del 27 batallón, la participación de los policías federales y municipales de Huitzuco, la utilización de los celulares tras la noche de la desaparición y la posibilidad del tráfico de droga (lo que supone el quinto autobús). Recordemos que la presencia de los elementos del 27 batallón fue aclarada en el noticiero de Ciro Gómez Leyva, cuando se planteó la confluencia de elementos de dicho batallón durante la búsqueda de una motocicleta; no obstante, en el libro de Sergio González Rodríguez, Los 43 de Iguala [Anagrama, 2015], se presentan argumentos suficientes para presumir que el ejército estaba enterado del ataque. Además, fue Héctor de Mauleón, en El Universal,  quien trazó la línea que conecta a la policía municipal de Huitzuco con el ataque a los normalistas y, muy importante, al cacique guerrerense implicado pero no investigado, ni siquiera mencionado. El asunto de los celulares fue documentado en el libro La guerra que nos ocultan de Francisco Cruz [Planeta, 2016], si la investigación no se ha llevado a cabo de manera oficial es porque nadie ha expedido la orden judicial para que la telefónica entregue los datos. El quinto autobús fue localizado por la reportera Miriam Moreno, aunque los funcionarios no acusaron recibo de la localización. Y el tráfico de drogas quedó señalado en el libro Guerrero. Los hombres de verde y la dama de rojo de Humberto Padgett [Urano, 2015]. Queda la duda: ¿los funcionarios siguen sin ver hacia dónde investigar? No está de más decir que casi nadie ha apuntado la necesidad de ver la participación de la guerrilla, ni de la violencia ideológica del caso, ya planteada por Esteban Illades en La noche más triste [Grijalbo, 2015]. Eso sí, los funcionarios se comprometieron, ahora, a ofrecer resultados de la investigación para mediados de octubre.  2. Terroríficas las historias de secuestros de bebés en el Estado de México que publicó Ricardo Raphael en El Universal. 3. Una de las virtudes de la inteligencia de Gabriel Zaid es su sentido práctico. Muestra de ello es el final de su análisis sobre el caso del socavón: «además de los castigos administrativos y legales, los responsables deberían perder su título profesional». 4. Es enternecedor. El lunes, en Reforma, Jesús Silva-Herzog Márquez, de la que López Obrador ha llamado «prensa fifí» -¿qué sentirá Reforma cuando Andrés Manuel los maltrata así, luego de que recurrentemente en el diario se le trata tan bien? Parece que fue ayer cuando Delgado recibió sus flores-, señaló la opacidad de la selección del candidato de Morena al gobierno de la CDMX y preguntó si acaso se nos informará del proceso de selección del candidato de Morena a la presidencia de la república. El miércoles, en La Jornada -diario combatiente… pero del Sindicato de Trabajadores de La Jornada-, Luis Linares Zapata asoma la cabeza por encima del rebozo y defiende, cual adelita, a su caudillo: AMLO tiene derecho a ser candidato porque lo ha ganado de una manera «rotunda, callejera y honesta». Casi lloro, de veras. Y luego hay malpensados que dicen vivir en tiempos de poca fe. 5. Javier Tejado Dondé advierte un problema interesante: los concesionarios de televisión que han pagado los derechos de transmisión del mundial de futbol de Rusia 2018 están obligados a no alterar la señal de FIFA, pero los concesionarios de televisión mexicanos que han pagado los derechos de transmisión del mundial de futbol de Rusia 2018 estarán obligados por el INE a alterar la señal de FIFA para incluir propaganda electoral. Si alteran la señal de FIFA, serán multados; si no la alteran, serán multados. ¿Y entonces? ¡Hay tabla! 6. ¿Alguien leyó en el Reforma del miércoles la adhesión pública de un «destacado» intelectual a un movimiento ciudadano? ¿Alguien se fijó que en su recuento de vida política olvidó su paso por un partido político? ¿Alguien recuerda cómo jugó ese partido para favorecer el posicionamiento de AMLO y contra Patricia Mercado en las elecciones de 2006? Alguien debería contar la historia.

Coletilla. El teatro “El Milagro” ofrecerá una serie de conferencias para analizar Hamlet. Entre los conferencistas estarán Juan Villoro y Julio Hubard. Aykir.

Sonando un ruido

Sonando un ruido

 

Hace dos semanas presenté aquí una colección de versiones sobre el haiku más famoso. Invité a que se intentaran más versiones. Cantumimbra presentó la suya. Me interesa ver si el haiku puede llevarse a otras formas. Intenté ripiosamente que la rana saltara en un soneto de arte menor. ¿Habrá sonado el ruido?

 

Límpido lago lacio

de sereno reflejo:

es del día espejo,

de la noche palacio.

 

Calmo lago añejo,

del silencio prefacio

y del alma tridacio;

en la calma consejo.

 

¡Raudo ruido la rana!

Es súbito cadejo.

Chabisque que allana

 

por chucano batracio.

Chasca, rana truhana,

en el charco pancracio.

 

Sigue la invitación abierta, lector, para que hagas sonar el ruido y pruebes llevar el haiku más famoso a otras formas. Quizá descubramos algo.

 

Námaste Heptákis

 

Escenas del terruño. 1. Hoy se cumplen 35 meses de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa. Los funcionarios de la PGR se habían comprometido a presentar los resultados de la investigación en agosto… les queda una semana. Los padres de los desaparecidos, por su parte, advirtieron que de no recibir información importante en agosto, incrementarán el número y la intensidad de sus protestas antes del tercer aniversario anual. 2. El 1 de octubre de 2016 señalé a Juan Dabdoub como líder del Frente Nacional por la Familia. Y afirmé hace dos semanas que para la gente del Frente, además de la imposible candidatura de José Luis Luege en el PAN, era buena noticia la posible candidatura de Ricardo Monreal en Morena. Ayer, Juan Dabdoud manifestó en Twitter: «Haremos todo por evitar que Claudia Sheinbaum llegue a la Jefatura de la CDMX, el gobierno de la ciudad no puede caer en manos sionistas», «La elección de Claudia Sheinbaum nos confirma que Morena es un partido al servicio del judeo-comunismo. Nada nuevo bajo el sol» y «Acabo de hablar con el Licenciado Ricardo Monreal, lo invité a impugnar la encuesta de su partido. Es de los pocos hombres buenos de Morena». ¿No que no? Lo dicho, el gobierno de Ricardo Monreal sería muy buena noticia para el Frente Nacional por la Familia. 3. «¿Vale la pena arriesgar la vida por un reportaje así?», le preguntaron al reportero. «Es por comodidad, por vivir con la tranquilidad de no cerrar los ojos, los oídos, ni la boca ante la brutalidad, la estupidez y la cobardía», respondió el periodista Humberto Padgett, autor de Los muchachos perdidos [Debate, 2012] un impresionante panorama de las vidas e historias del tribunal para menores, quien fue golpeado y amenazado en la Ciudad Universitaria de la UNAM por los narcomenudistas que ahí operan. Curioso: censura, amenaza y narcotráfico, pero no se ve a la izquierda universitaria protestando, o los progres unamitas en una campaña para acabar con la venta y el consumo de drogas en sus instalaciones. El país será un socavón, pero nunca el Paraíso del Pedregal. Hipocresía universitaria. 4. El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) ha publicado un estudio sobre las carreras profesionales más rentables en México. Los tres primeros lugares (sentido descendente) son: ingeniería química, estadística y finanzas-banca-seguros. Y creo que tiene toda la razón. En un país en que el narco está pasando del cultivo al procesamiento es alta la rentabilidad de la ingeniería química. En un país en que la administración pública ha asumido que nada puede resolverse, pero de todo pueden ofrecerse cifras, debe ser alta la rentabilidad de la estadística. Y, aufhebungen!, el narco necesita lavar dinero para que las estadísticas ofrezcan mejor rostro, ¿no? Los especialistas en finanzas, banca y seguros tienen alta rentabilidad. ¿Habrá algún estudio que nos informe sobre nuestra competitividad narca? 5. «Lo bueno cuenta y queremos que siga contando» dice la frase promocional del quinto informe de gobierno del Lic. Enrique Peña Nieto. En la semana, se dieron a conocer los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública: en todos los estados de la república han repuntado los índices de homicidios. Seguimos contando, Señor Presidente.

Coletilla. “Mantenía en su casa un orden tan estricto que resultaba de una violencia inaguantable”. Ignacio Solares

 

La clara demasía

La clara demasía

 

La lectura aspira a una cierta claridad, a la claridad de el pensamiento. Leer es un acto del pensar, no de la comprensión, no de la comunicación. Leer sólo es una especialidad hermenéutica como empréstito del pensar. Lo principal de la lectura es lo pensado, pues ahí radica la efectividad poética del habla, no en la eficiencia de la decodificación de un mensaje. Toda frase puede ser eficiente en tanto transmite un mensaje, produce una sensación o induce una proposición; no por ello es efectiva, no por ello nos hace pensar. Toda frase publicitaria debe ser eficiente; pocas son las frases publicitarias que podrían considerarse efectivas. En el imperio de la teoría comunicativa se enseña a los párvulos de la tinta a escribir eficientemente, así se entrena en las escuelas y se le llama estilo académico, así entrenan a los redactores y a veces lo llaman objetividad, así se entrena la mayoría en los aparadores de las redes sociales y no pasan del titular, del tuitular o del pie de foto. Lo eficiente es comunicar, da lo mismo si se trata de posicionar el producto, transmitir un mensaje o ganar un like. Pero lo efectivo es otra cosa. La frase ingeniosa puede ser eficiente, pero sólo es efectiva cuando nos hace pensar. Un poema es eficiente cuando cumple todos los cánones poéticos, pero sólo es efectivo cuando nos cambia la vida. Eficiente es todo gusano musical, pero efectiva sólo es la música que alimenta la memoria. Leer es envolverse en la claridad. ¿Queda claro?

         Valga un ejemplo viejo. En el número 103 de la revista Diálogos [enero-febrero de 1982], que dirigió Ramón Xirau, se publicó el poema Me basta tu demasía de Carlos Isla.

Me basta tu demasía

Realidad apenas insinuada

pronta a entregar la eternidad intacta

Delicada fatalidad

que al despertar da sentido

Relieve de la mirada

que disuelve las formas implacables

Como la luz me llamas

a un día perdurable

Como la oscuridad

del mundo me salvas

Sentida presencia sueño vivo

en mi memoria aciaga

Fundamentas el cuerpo

Vuelves asequible el alma

Cuando llegas

abordo al que yo soy

Cuando te vas

me despido de mí mismo

Nótese en el poema la efectividad de la presencia condensada. En los primeros versos es difícil reconocer de qué o quién se habla, si hombre o si dios. En el doceavo verso, en cambio, todo se humaniza: la presencia se siente, lo sentido está presente; el sueño vive, porque sólo el hombre vive en sueños. En los versos siguientes, la presencia es la presencia amada, la carnalidad de lo amado. Los únicos dos versos que no son dísticos –además del primer verso- lo confirman. Así, encarnado, la ausencia impera el término del poema.

         En el número 72 de la revista Vuelta [noviembre de 1982], que dirigió Octavio Paz, se publicó el poema Transformación, producido por Gabriel Zaid a partir del poema de Carlos Isla bajo la técnica de no añadir palabra ni cambiar el orden del poema original.

Me basta tu demasía

apenas insinuada

Fatalidad que da sentido

Relieve que disuelve

como la luz

como la oscuridad

Fundamentas el cuerpo

Vuelves asequible el alma

Cuando llegas

abordo al que soy

Cuando te vas

me despido de mí mismo

Ha de resistirse el lector a la tentación de comparar la transformación de los versos como lectura primaria, pues eso aminora la posibilidad de ver al poema zaidiano como una totalidad en que se busca la efectividad poética. La primera efectividad del poema está en sus contradicciones: demasía-insinuación, luz-oscuridad, cuerpo-alma, llegar-ir. La segunda está en sus sonoridades: la sinuosidad del segundo verso contrasta con la carga dental del tercero, el eco aparente entre relieve y disuelve que se remarca con la posterior repetición de los como y los cuando, la rima entre los versos tres, siete y doce. Pero la efectividad poética más notable está en la introducción de la segunda persona en los versos séptimo y octavo. El poema nos sitúa en una indeterminación que sólo se insinúa con el tú de ese par de versos. En ellos arraiga la claridad que nos permite pensar al poema. Sólo un tú puede ser fatalidad que da sentido. Sólo contigo puedo reconocer un relieve que disuelve. Sólo al tú amado se le puede presentir en demasía. La efectividad del poema está en pensar la claridad del saberse amando.

         En el número 76 de la revista Vuelta [marzo de 1983] se publicó Transformación 2 de la escritora argentina Luisa Peluffo.

me basta tu demasía

engastada en mis manos

realidad apenas insinuada

fulguraba

como extraña presa tu cabeza

pronta a entregar la eternidad

yo la ideaba estuches y preciaba

delicada fatalidad

sombra a sombra su belleza

 

el sentido que al despertar

da luz a luz

en tus ojos tal vez se concentraba

 

relieve de la mirada la vida

que disuelve las formas implacables

 

filtro de tristeza

en dos vasos profundos como la luz

 

aún me llamas… yo soñaba

 

día perdurable

cuando en tu frente

del mundo me salvas

 

oscuridad en la paz de una laguna

 

sentida presencia

enorme ensueño taciturno

sueño vivo

tu cabeza fluía

 

en mi memoria aciaga

 

fundamentas el cuerpo

vuelves asequible el alma

 

cuando llegas

no sé qué mundo anónimo

aborda al que yo soy

 

cuando te vas

nocturna

de mí mismo me despido

Nuevamente, resista el lector la comparación de los tres poemas; intente, en cambio, ver el poema como totalidad. El poema peluffiano es efectivo en su tristeza y la clave se encuentra en el decimoséptimo verso, en los puntos suspensivos del verso 17. El poema se centra en la experiencia interior de quien comprende el cambio exterior. El poema nos muestra la delicada fatalidad del tú que se pierde en el hilo de la vida y la memoria aciaga en que sobrevive el yo que al otro ha perdido. La efectividad del poema se logra cuando podemos pensar que describe la experiencia de ver morir a la persona amada. Cuando muere el tú que me concentra, se diluye el yo que vive todavía. Y los puntos suspensivos son el impasse de la disolución.

         El poema de la periodista argentina se produjo con una técnica diferente a la producción del ingeniero mexicano: intercalando un segundo poema con el primero. El poema intercalado es un soneto de la poeta uruguaya Delmira Agustini, originalmente publicado en 1910 en el poemario “Cantos de la mañana” [disponible aquí] e intitulado Tú dormías.

Engastada en mis manos fulguraba

como extraña presa tu cabeza.

yo la ideaba estuches, y preciaba

luz a luz, sombra a sombra su belleza.

 

En tus ojos tal vez concentraba

la vida, como un filtro de tristeza

en dos vasos profundos… Yo soñaba

que era una flor de mármol tu cabeza;

 

cuando en tu frente nacarada a la luna

como un monstruo en la paz de una laguna

surgió un enorme sueño taciturno…

 

Ah! Tu cabeza me asustó… Fluía

de ella una ignota vida… Parecía

no sé que mundo anónimo y nocturno…

Se nota la forma clásica, la medida de los versos, el lugar de los acentos, la exactitud de la rima, ¡los tenaces encabalgamientos! Pero hay algo raro, inquietante, en el poema; quizá la efectividad que reúne al amor y a la muerte. Hay una claridad digna de ser hablada. ¿Acaso ve el lector el centro del poema? ¿Acaso puede verse el lector en en el centro del poema? ¿El lector puede envolverse en esa claridad?

 

Námaste Héptakis

 

Escenas del terruño. 1. Comienza a perfilarse lo que parece ser la nueva mentira sobre Ayotzinapa. Primero, fue necesario insistir en la «inocencia» de los perredistas José Luis Abarca y María de los Ángeles Pineda. Segundo, fue de utilidad la declaración del fiscal de Guerrero sobre la filiación partidista del líder del grupo delictivo de «Los Tequileros». Y ahora, algunos andan promoviendo la hipótesis de que la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa fue obra de una célula de aniquilamiento, oportunamente nombrada como «Matanormalistas», del grupo de «Los Tequileros». Siendo priista el tequilero mayor, por fin tienen con esta hipótesis modo de exculpar al PRD y culpar al PRI. Sin embargo, promover dicha hipótesis tiene como problema que no hay, en el larguísimo expediente de la investigación oficial o del informe del GIEI, rastro de «Los Tequileros» -quienes, además, cobraron fuerza tras el debilitamiento de «Guerreros Unidos»-. La nueva hipótesis no tiene sustento en nada de lo conocido en las investigaciones -tanto la cuestionada investigación oficial, como la investigación y el seguimiento del GIEI-. Además, la nueva hipótesis también busca exculpar a la banda delictiva «Guerreros Unidos», a quien ya se ha intentado proteger al insistir -sin pruebas- en que los ahora detenidos fueron torturados para confesar la desaparición de los normalistas. ¿A quién le interesa promover esta nueva hipótesis del caso? 2. Cosa tan rara: los políticos e intelectuales de izquierda apoyan a la patronal y niegan su apoyo a un grupo de trabajadores que inicia una huelga para reclamar el pago completo de sus prestaciones. Porque, evidentemente, siempre es inmoral no pagar a los trabajadores por el trabajo realizado, pero -para los intelectuales y políticos de izquierda- es más inmoral aún criticar a la patronal que no paga a los empleados cuando la patronal es de izquierda, es revolucionaria y es progresista. Me refiero, claro está, al curioso proceso de huelga de La Jornada. La justificación más común para defender a esa patronal que no paga a sus empleados es que la huelga se trata de un ataque a la independencia del medio crítico, un modo de censurar a un medio progresista, de inhibir la revolución. Todo lo cual suena muy bonito y hasta podría ser conmovedor. Por ello son tan interesantes los trabajos de Orquídea Fong y Marco Levario Turcott en Etcétera: revisando las notas principales del medio crítico de México se puede concluir que La Jornada es un medio oficialista. 3. Nuestra vida pública parece la de un matrimonio en problemas. Apenas publicó El Universal una nota sobre irregularidades en la designación del consejo ciudadano del Sistema Nacional Anticorrupción, comenzaron los pleitos. En lugar de investigar la nota, de aclarar, de reconvenir los malos entendidos, lo habitual es tomar partido, denunciar componendas, atacar. Así, comenzó a decirse que los políticos, temerosos por el Sistema Anticorrupción, lo querían tumbar; que el diario que dio voz a las irregularidades se estaba vendiendo; que todo era una confabulación maligna para acabar con el organismo anticorrupción. El Sistema Nacional Anticorrupción, ahora se sabe, es inatacable; mas si osare un extraño enemigo cuestionarlo, un soldado en cada pluma al SNA se le dio. Seis columnistas de El Universal ya renunciaron; cuatro ONG también lo hicieron. El diario fue descalificado públicamente -y ayer por la tarde su sitio en la red sufrió un intento de hackeo– y, oh gran misterio, nadie ve ahí un problema con la libertad de prensa. ¿La corrupción se combate con guerrilla editorial? 4. Las grandes civilizaciones crecieron a la vera de los ríos; los mexicanos, en cambio, estamos en los márgenes de la civilización. Lo observa y expone Guillermo Sheridan.

Coletilla. Ahora que Anagrama pertenece a una compañía italiana son varios los cambios en las políticas editoriales. La más preocupante de las nuevas disposiciones del plan editorial de Anagrama es que, para ahorrar en gastos de bodega, ya no se aprobarán reimpresiones. ¿Cuántos libros del fondo editorial Anagrama se perderán?