El asta sin bandera

El asta sin bandera

 

En 1942 se publicó el libro La cifra de las cosas, que reúne las poesías de Shantidas Giuseppe Lanza del Vasto [1901-1981]. De allí extraigo el poema hoy revisitado: “Resurrección”.

 

Cuando suene la trompeta postrera

entre la tierra brotarán los muertos

como a la nube aturden los truenos,

e izarán como el asta sin bandera

sus huesos secos. Mas cuando al Hijo veis

con la Santa Virgen de la Flor de Lis

luminoso en el claro de los cielos

cual yace en el campo la primavera,

esta mi carne, débil compañera,

brotará, tierna hoja, de mis huesos.

 

 

Escenas del terruño. 1. Ayer se publicó la «Ley general en materia de desaparición forzada de personas, desaparición cometida por particulares y del sistema nacional de búsqueda de personas». No me uno a las celebraciones, pues me preocupan las definiciones de la ley. Véase, si no, el artículo 4, donde se define a la persona desaparecida como «persona cuyo paradero se desconoce y se presuma, a partir de cualquier indicio, que su ausencia se relaciona con la comisión de algún delito». ¿No cabe en la definición lo mismo el desaparecido que el prófugo? Y a la persona no localizada se le define como «persona cuya ubicación es desconocida y que de acuerdo con la información que se reporte a la autoridad, su ausencia no se relaciona con la probable comisión de algún delito».  ¿No es un arma del Estado Servil? A lo largo de la ley hay más imprecisiones peligrosas. 2. Héctor de Mauleón narra la llegada del Cártel de Jalisco Nueva Generación a Puebla. Comenta certero: hace un año se estimaba la presencia del CJNG en 16 estados, hoy está presente en 20. Hay crecimiento. 3. Buena la nota de portada de Reforma del pasado lunes: a sólo unos meses de su inauguración, cierran el auditorio municipal de Tecámac, Estado de México, por daños estructurales. No hay que irse con la finta. El principal partido opositor en el estado ha dicho que la inauguración del auditorio se aceleró con fines electorales y con ello distrae la atención de lo importante. Piénsese: ¿Qué partido ganó en Tecámac la elección anterior? ¿Por qué el partido ganador se ha acercado al que tenía la responsabilidad de posicionar al PRI en la elección estatal después de que un allegado de Montiel le ganó su puesto en la dirigencia estatal del tricolor? ¿Por qué nadie ha señalado la relación entre la construcción pública en aquel municipio mexiquense y la ampliación de un emporio privado? La remodelación del auditorio beneficiará al suertudo de la región. ¿Quién? Tiene mueblerías, restaurantes, ferreterías y muchos negocios más en aquel municipio, al que ha gobernado en más de una ocasión. Ahí hay nota. 4. Ojo con el Seguro Popular en la Ciudad de México. Esteban Illades nos dice que los trabajadores del Seguro Popular en la CDMX fueron obligados a presentar su renuncia y a firmar un nuevo contrato en que se modifican desfavorablemente sus prestaciones laborales. La justificación es la falta de presupuesto. 5. «Compartir la vida privada en redes es sinónimo de existir», señala Emilio Lezama en una interesante reflexión sobre la civilización del espectáculo. 6. No fue de la Nunciatura, ni fue para bloquear el premio de Mancera en el Vaticano: fue para influir en la sucesión. Perdón, las sucesiones: las dos sucesiones de la Ciudad de México. Al buen entendedor…

Coletilla. Lo bueno de la nación es que tiene tanta gente preocupada por promover la cultura y combatir la corrupción que… Ajá. Sí. Bueno ya. Nuevo escandalito: el presupuesto federal de cultura se dirige principalmente a la Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca, de Televisión Azteca. Y dice la chairiza: ¡corrupción! ¡la cultura es para la gente y no para los potentados de siempre! ¡la mafia en el poder! La Orquesta, empero, pertenece a Fundación Azteca. Y el secretario general de la Fundación Azteca es Esteban Moctezuma Barragán. Y Esteban Moctezuma Barragán colabora desde enero de este año en el proyecto de Andrés Manuel López Obrador. ¿Entonces?

Al final tan terrible

Al final tan terrible

 

No es una versión literal, sino una revisitación muy libre. El poema se intitula “Éxodo” y es del poeta griego Nikiforos Vrettrakos [1912-1991].

 

 

Todo termina en su momento:

turbias las noches, turbios los ríos.

Todavía falta el talento

para que salves tu propia alma:

como la madre a sus hijos salva

atravesando la mar tan brava,

o a mitad de un incendio cruento.

 

Escenas del terruño. 1. «Sabemos de las personas lastimadas, desaparecidas y asesinadas, y seguimos nuestra vida como si nada, dando gracias de que no nos haya tocado esta vez», indica Sara Sefchovich, quien considera que la violencia irá en aumento y que no hay solución cercana. Preocupantemente coincido con ella. 2. Los más optimistas señalaron que el terremoto del 19 de septiembre de 2017 abrió la puerta a la participación política de la generación millennial. Jonathan Ruiz observa que los jóvenes contribuyen al país más de lo que se cree: la cerveza dota de mayores ingresos tributarios que el cigarro. Los cheleros haciendo patria. 3. «El crítico pone en juego el conocimiento y la subjetividad, milita a través de la pasión, se atreve a perder amigos», apunta Juan Villoro en un meritorio perfil de Christopher Domínguez Michael con motivo de su ingreso al Colegio Nacional. Así, no sólo da recibimiento público a un colega, sino que escribe sobre su crítico y lava la culpa de Reforma, diario que decidió no cubrir el ingreso al Colnal de su excolaborador. 4. Bella crónica sherideana sobre el retorno al hogar tras el sismo.

Coletilla. “A los jóvenes que pasan juntos y en buena armonía mucho tiempo suelen asaltarles los mismos pensamientos”. Iván Turguéniev

Cosmología conmovida

Cosmología conmovida

 

Hoy revisito a Giorgos Seferis, específicamente el primero de sus dos poemas (si la memoria no me falla) escritos in memoriam. Es un poema de su libro de 1931 y su título es, precisamente, “A su memoria”.

 

 

Eras la divina mudez

y como el arroz tan blanca

que tirita, siendo fugaz,

volviéndose el todo, nada.

Asida a la polvareda,

tu ánima, nuestro socaz,

al final a todos nos deja

con una soledad agraz.

Miro el follaje hacia la noche

cerrados los ojos de los amigos.

 

Escenas del terruño. ¿A quién conviene la desconfianza hacia los medios oficiales de reconstrucción? No digo que las razones sean infundadas, sino que no todos los motivos han sido expuestos. ¿Por qué no se denuncia la presencia de los Panchos Villas en los campamentos de damnificados de la Roma y la Condesa? ¿A quién le beneficia ese grupo? ¿Qué organización civil va a evaluar que ellos no resulten beneficiados en la reconstrucción? ¿Quién ha revisado la relación entre los edificios incluidos en el mapa de riesgos y los edificios cuyos cimientos fueron dañados por las bodegas y túneles clandestinos del narco en el corredor Roma-Condesa? Qué bueno que los activistas sociales pondrán lupa a lo que llaman gobierno, pero falta que alguien ponga lupa a los gobiernos de facto en las zonas de la reconstrucción. Digo, de buenas ilusiones…

Coletilla. ¿Alguien reconoció en el mensaje de Margarita el eslogan del Frente Nacional por la Familia? El Yunque está jugando en tres pistas. La primera, contra Barrales, promueve mediante Los Chuchos a Monreal. La segunda, con el enroque de Zavala se abre un espacio más. La tercera, con un “conciliador” Rafael asegura más alianzas. La estrategia no es rara: no se trata de ganar, sino de posicionar la agenda. ¿Quieren prueba? Sigan “La ciudad de las ideas”, promocionado evento poblano.

Trémulo refugio

Trémulo refugio

 

Tomo el clásico poema “El refugio” de Solomon Ibn Gabirol [1022-1058 (según la Britannica)] para revisitarlo con una forma que no se atrevió a ser soneto pleno. Mi versión se basa en la depurada edición hebrea del doctor Davidson.

 

Te he hecho mi abrigo,

mi temor y mi temblor.

Llegaste a ser mi torre,

sitiado en derredor.

 

Cuando la ayuda persigo

a babor o a estribor,

queriendo salvar mi vida,

basta sólo con tu dón.

 

Tú has sido mi ración

entre el terreno placer;

de tristes días el sol.

 

El diluvio de Tu amor:

rapto eterno del ser.

¡Alabanza tu oración!

 

 

Escenas del terruño. Tuvimos una semana rousseauniana que encantó y embelesó a muchos revolucionarios. Bajo el signo de la emergencia brotó la voluntad general. En Veracruz, Puebla, Morelos, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, la Ciudad de México y la Ciudad Universitaria de la UNAM (un Estado dentro del Estado), la voluntad general decretó la suspensión de la legitimidad de los funcionarios y tomó en sus propias manos la distribución de la “ayuda”. En regiones de siete estados de la república la voluntad general asumió “soberanamente” la función gubernamental desplazando violentamente a los funcionarios. En regiones de cuatro estados la voluntad general enfrentó “soberanamente” al ejército. En una más, se enfrentaron el ejército y la policía federal. No hubo argumento alguno a favor del poder legítimamente constituido ni en contra de la irrupción voluntarista. No hubo defensa de la ley. Pregunta para los embelesados y encantados por la súbita aparición de la voluntad general: ¿no es el camino idóneo para que en más de una región el narco tome definitivamente las funciones del Estado?

 

Coletilla. Bellísimo poema de Fabio Morábito en Letras Libres de septiembre.

Al tiempo revisitado

 

Al tiempo revisitado

 

De la colección de poetisas japonesas que divulgó Kenneth Rexroth extraigo dos breves poemas para su revisitación en tiempos tristes, complicados, frustráneos y desesperados.

 

De Murasaki  Shikibu (974-1031)

 

No te dolería la vida

si vieras que al cerezo

todas las cosas se parecen:

que todas en un día

florecen con esfuerzo

y al mismo tiempo desfallecen.

 

 

De Yosano Akino (1878-1942)

 

Como el sol mi corazón:

ahogado en las tinieblas,

anegado por las lluvias,

llevado por el ventarrón.

 

 

Escenas del terruño. Tras la irrupción de los anarquistas en las marchas por la presentación con vida de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa –cuya desaparición cumple tres años el siguiente martes- y el consiguiente olvido público del caso, advertí que se requeriría un hecho mayor para reunir a la población. El terremoto del martes 19 de septiembre mostró nuevamente la unidad: la situación extrema, el miedo, la excepción, parecen nuestro principio político. La situación extrema es el fundamento de nuestro clamor autoritario. Si la legislación no permite la aplicación directa de los recursos públicos devueltos por los partidos políticos para la ayuda de los damnificados, que se reforme la  legislación; si se desconfía de los mecanismos oficiales para repartir la ayuda, que la población tome la repartición en sus manos. La situación extrema –Clausewitz lo muestra- lleva a un peligro mayor. El inmediato en nuestro caso: la gran decepción que –de no haber otra tragedia- experimentará el grupo de esperanzados voluntarios que ha tomado la Ciudad en sus brazos. A mediano plazo: el ahondamiento del encono político –véase Proceso de mañana y su linchamiento de la periodista Danielle Dithurbide, véase la crueldad con la que se le lincha en redes, véase la insidia de Jenaro y Carmen contra Televisa-. A largo plazo: el surgimiento de nuevos liderazgos y su aprovechamiento por los partidos políticos –sígase desde ahora la trayectoria de algunos de los jóvenes que han organizado a los voluntarios de la CDMX, que podrían constituir un liderazgo importante en la elección del año siguiente, la aufhebung del #YoSoy132-. ¿Habrá alguna salida de nuestro laberinto de extremos?

 

Coletilla. Qué bella columna de León Krauze celebrando los 70 años de su padre. Incluso cuando nos inunda la tragedia, hay que celebrar y conmemorar la vida de nuestros mexicanos eminentes. Enrique Krauze es un mexicano eminente cuya vida hacemos bien en celebrar.

Vida discreta

Vida discreta

 

Revisando a los intérpretes científicos decimonónicos del tratado aristotélico Sobre la memoria y la reminiscencia llegué al médico alemán Morson Gauldin [Baviera, 1862-Frankfurt, 1912], quien se especializó en el estudio de los trastornos cognitivos y elaboró los protocolos de atención para los pacientes con amnesia agravada del asilo mental de Frankfurt. De educación clásica, conocedor del griego y del latín, trabajó una versión alemana de la Ilíada de Pope e intentó una versión inglesa de la Eneida al estilo del autor de The Rape of the Lock, sin llegar a terminarla. Escribió en inglés unas gruesas y entretenidas memorias que poco tienen de científicas, pero mucho de imaginativas. Ahí, describe profusamente el estado y deterioro de sus pacientes del asilo, al tiempo que acompaña las descripciones con poemas de ocasión. Extraigo el siguiente soneto de sus memorias, específicamente del caso 46, la española Rosalva Correo. Y aunque nada aporta al asunto, lo menciono: Morson Gauldin es ancestro de un conocido musicólogo estadounidense.

 

La vida se contrae en tu mirada;

el tiempo dando tumbos desalienta.

Imposible pensar que serás nada,

que la muerte se acerca tan discreta.

 

De cruel enfermedad toma la cara

y en tenaz olvido hunde los días.

No es tanto tu memoria en falta,

sólo es que nuestra vida olvidas.

 

Ahora es tu palabra escueta

y sólo pasos lastimosos das.

Quién imaginara vejez tan cruenta.

 

En misterio se pierde tu mirada

y el olvido se encuentra como afrenta.

¡El resto es silencioso panorama!

Escenas del terruño. 1. «El procurador va a prometer que se investigará, caiga quien caiga…» decía Ciro Gómez Leyva cuando una de las entrevistadas lo interrumpió: «aquí las únicas que caen son nuestras lágrimas», palabras de la madre de uno de los asesinados en un departamento de la colonia Narvarte hace dos años, palabras que expresan la realidad cotidiana de las víctimas, la realidad de un país en cuyas entrañas la violencia es metástasis plena. 2. ¿Es en serio? El martes, en Reforma, Diego Valadés -jurista, exprocurador general de la República y exministro de la Suprema Corte- planteó una «solución» ante el clima de violencia que se vive en el país: la suspensión de garantías. ¿Es en serio? 3. En entrevista radiofónica, Alfredo Castillo, director de la Conade, dijo que el Estado mexicano prefiere apoyar atletas adultos y no infantiles, porque para los adultos es más fácil aceptar la derrota. Las cosas buenas casi no se cuentan… 4. Se llama responsabilidad social. Y responsable es la iniciativa del equipo Tigres de futbol para desplazar la incidencia del polémico grito de «Eh, puto». ¿Algún equipo se unirá a Tigres en la campaña?

Coletilla. “No es lo mismo ejercer la crítica del poder que lanzar tomatazos a quien gobierna”. Carlos Bravo Regidor

 

Indiciado

Indiciado

 

Revisitando una casida de Abu Muhammad ’Ali ibn Ahmad ibn Sa‘id ibn Hazm de Córdoba [994-1064] que encontré en su bellísimo Tawq al-hamama de 1023.

 

Son indicio del pesar

el fuego abrasador

de mi frágil corazón

y las lágrimas que caen

grabándome su ardor.

Imposible es guardar

el secreto del amor

en el pecho cual prisión,

pues las lágrimas atraen

la atención y el impudor.

Dejan los ojos gotear

a las fuentes del dolor

anunciando la implosión

por amores que decaen

en tormentos y temor.

 

Escenas del terruño. 1. Quizás el mejor reportaje sobre la masacre de Allende. Lo realizó Ginger Thompson y se publicó el lunes pasado. 2. Interesante dilema: progreso tecnológico o pluralidad religiosa. Indígenas nayaritas se oponen a la construcción de una presa por parte de CFE, pues dicha construcción conllevaría la destrucción de uno de sus centros ceremoniales. 3. El conflicto postelectoral 2017 se aúna a la campaña preelectoral 2018. Coletazo post es el manejo mediático del secuestro, violación y asesinato de una joven en Neza, por el que un político experimentadísimo le da un buen golpe al actual secretario de Movilidad del EdoMex, dependencia que el experimentadísimo conoce por propia experiencia. Topetazo pre el de los abogados «ecologistas» que lograron detener la línea 7 del Metrobús. El experimentadísimo político fue aliado de Morena en la pasada elección; el presidente del grupo de abogados «ecologistas» trabajó en el gobierno de Manuel Camacho Solís, cuya gente irá aliada con Morena en la elección que viene. Doble punto mediático para los amlorosos. 4. En mayo de 2015 señalé que había pasado desapercibido el fin de la guerra entre Televisa y Carlos Slim, a pesar de que fue notable la vuelta de la publicidad de América Móvil en la pantalla de la empresa de Azcárraga. El pasado martes, Javier Tejado, directivo de Televisa, señaló lo que no debe pasar desapercibido: López Obrador rompió con Slim. 5. Se llama hipocresía. La FIFA «advirtió» a las selecciones de México y Chile que si los aficionados gritan «Eh puto» durante los juegos en Rusia, los equipos serán sancionados y suspendidos. La FIFA no quiere un grito homofóbico en Rusia. Pero sí quiere negocio en la homofóbica Rusia. Se llama hipocresía.

Coletilla. «Su Filosofía del derecho (quizás el libro más perverso de la historia) está notablemente bien escrito; su Lógica es un deslumbrante desastre; la Filosofía de la Historia es una fanfarria de trompetas contra la gente, pero, entre todos sus libros, la Fenomenología es el más extraño. En el mismo párrafo puede hacerse dos veces de noche sin que amanezca y, al siguiente, todo brilla sin arrojar sombras». Palabras de Julio Hubard para recomendar la nueva versión de la Fenomenología del Espíritu editada por el Fondo de Cultura Económica.