Sinapismos

Con suficiente tecnología para no morir congelados, los seres humanos por fin se decidieron a abandonar el sistema solar.

No hubo necesidad de usar naves carísimas, ni recursos limitados. Es más. no necesitaron siquiera dejar el planeta. Decidieron viajar en él.

El asunto es el siguiente, con 200 años cumplidos en el viaje, hemos olvidado lo que es tener un Sol natural que nos brinde sus beneficios. La Luna logró hacer el mismo trabajo y mucho mejor, una vez que aprendimos a domesticarla.

Sin embargo, seguimos sin entender, por qué desde Mercurio hasta Saturno, siguen estos cuerpos manteniéndose a la misma distancia y siguiendo la misma elíptica que acostumbraba cruzar nuestro Sol.

Los 27 Nakshatras también nos siguieron, y lo único que se nos ocurre es que al haber emprendido este viaje tan fantástico; por fin logramos alcanzar un nivel superior de fe.

Ahora, lo que debemos aprender, es cómo compensar a todas y cada una de las deidades este milagro. Seguro en los próximos milenios, algo se nos ocurrirá.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s