Ciegas afirmaciones

Negamos a Dios, porque necesitamos de fe, negamos la fe señalando que es ciega e irracional. Pensamos que el individuo no es ni ciego ni irracional y negamos los límites del mismo afirmando que todo en su vida es producto de su voluntad. Cobijamos la confianza en el poder de la voluntad pensando en conquistadores como Julio César o Alejandro; y nos pensamos como ellos sin ver que nosotros somos los conquistados. Negamos nuestra esclavitud juzgando superior al yo consciente y despierto respecto a los otros dormidos y enajenados.

Confiamos ciega e irracionalmente en todo lo que es opuesto a lo que negamos y no vemos por ello lo que perdemos en lo que afirmamos.

Maigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s