Al margen de la ley

César no contaba con que el amor de Bruto se volcara hacia la República, pensó que su hijo adoptivo aceptaría vivir con él al margen de las leyes dictadas por los ciudadanos, se equivocó y catorce veces su error le fue señalado.

 

Como el gigante que se sintió Julio César cayó estrepitosamente, haciendo tanto ruido como cuando se levantó en contra de la ciudad que lo condenaba por desobediente respecto a las leyes, hacía algunos años.

 

César murió en el Senado, y junto con su muerte marcó el final del poder de aquellos que la vida le quitaron, la sangre de César inició con el reinado de muchos tiranos que sucumbieron ante las intrigas de sus allegados, porque con el César las leyes fueron hechas a un lado y se transformaron en mandatos acomodados a la voluntad de un tirano.

Maigo.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s